GAFAPÁS

Publicado: 15 enero, 2015 en Uncategorized

Ese tipo de análisis que destella de moderno y alternativo, ese rollito fresco cual lechuga orgánica, repleto, eso sí, de frases viejunas y nomenclaturas prediseñadas al estilo:”Es que como pertenecemos al Occidente opresor e imperialista, tenemos bien merecido todo lo que nos pase y no condeno lo de Francia porque en la Franja de Gaza…” Como si una cosa tuviera mucho que ver con la otra… Y claro, es de comprender que tres fenómenos y sus respectivas manos autoriz10931390_10203366286658599_757779113955732598_nadas, cargaditas de pólvora deluxe, entren en una revista satírica (Esos imperialistas de Occidente) y vistan de plomo al personal, de pies a cabeza, bóvedas del edificio incluidas, dándole a la estancia un fino aspecto de gotelé. Es comprensible porque no sé qué de EEUU allá, y no sé qué de EEUU acá y porque nosotros, socios silenciosos, pues eso, bien merecido tenemos todo lo malo que nos ocurra… Esa actitud de:”Que yo, hasta que empecé a trabajar en aquella multinacional -o en aquel banco o en aquella tienda fina- (de ahí como, no me jodas) me ponía mi pañuelo palestino al cuello y hacia botellones con los colegas, y quién tuvo retuvo, que sé de lo que hablo…” En serio, mirar todos productos de Apple que guardáis en el cajón, vuestras tablets y móviles puta-madre, echad un vistazo a vuestro armario, repasar vuestras vacaciones, los sitios a los que vais. En fin, echadle un ojo a vuestra vida y veréis que tenéis bien enraizadas vuestras alternativas pezuñas en la tierra de ese Occidente malvado que merece bombas y AK-47 aquí y allá por su impío comportamiento. Que sois parte contratante del tinglado abyecto que tanto criticáis a este lado del paraíso. Entended que, un día, a cualquiera de esos que no ven más que muerte y destrucción en sus respectivos ‘Libros Gordos de Petete’ se les puede ocurrir la idea cojonuda de volar el vagón del tren donde vais a trabajar, en el que van vuestros padres, hermanos o cualquier persona de los que queréis de verdad… Y entonces, hacerse los guays, incluso en Malasaña o cualquier otro foro de barbas largas y camisas abotonadas hasta el cuello, os dejará cara de idiotas y sobre todo un ardor de estómago que ni el peor chorizo frito. 

Manuel Bravo Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s