Austin, obrero del gol

Publicado: 15 enero, 2015 en Uncategorized

Hasta hace un par de años, Charlie Austin ponía cemento sobre cemento para ayudar a su padre como albañil. Inglaterra es hoy una burbuja donde el ladrillo resulta un valor mucho más seguro y realista que el balón y, en la mayoría de los casos, como en otros muchos ámbitos de la vida, a los chicos humildes les está prohibido soñar.

Una de esas mañanas británicas en las que los rigores invernales caen como cuchillos sobre las articulaciones, Austin sintió crujir su espalda en el tejado de una vivienda. Tiempo después, explicaría que tenía la sensación de que un cristal se había quebrado dentro de él estallando en mil partes: había nevado y, calado hasta los huesos durante más de 5 horas seguidas, comenzó a llorar. Aquellas lágrimas no eran causadas por el dolor ni por la fatiga de un duro trabajo, sino por la impotencia, ya que quizás no pudiera entrenar durante una larga temporada con su equipo de la quinta división inglesa… Entrenó y un cazatalentos vio como este chico de 1.88 metros y 84 kilos, curtido bajo el invierno inglés, se batía contra defensas enteras hasta tumbarlas a base de fuerza, potencia y, sobre todo, puntería en el remate.10882238_10203247558450468_143168441185093109_n

El año pasado aterrizó en el Queens Park Rangers, equipo londinense de antigua solera pero venido a menos en su pasado reciente. Con sus 19 tantos, fue clave en el ascenso del equipo a la Premier League.

Este año, el chico que hasta hace poco trabajaba como obrero de la construcción, es el tercer máximo realizador de la Premier con 12 goles en 19 partidos en el año de su debut entre gigantes. Tan sólo uno menos que Diego Costa, del todopoderoso Chelsea, y dos menos que Sergio Kun Agüero, de los millonarios Citizens de Manchester.

He tenido el placer de narrarle varios partidos durante 2014 y hace un par de semanas, vi como cortaba un balón en su propia área, se lanzaba al ataque con una admirable temeridad y provocaba el penalti que hacía que su equipo recortara distancias (1-2) ante un rival directo por salvar la categoría, que se había adelantado con dos tantos en tan sólo 10 minutos de juego. Aquel encuentro terminó con remontada y victoria para los Rangers: 3-2 en el minuto 86 y hattrick de Austin para sacar a su equipo de la zona de descenso y, en lo personal, acceder de pleno derecho al elenco de Prima Donnas de una de las mejores ligas del mundo, quizás la mejor. Charlie Austin tiene 25 años, su cantera fueron los ladrillos; su preparación física, trabajar a la intemperie.

Hoy es el delantero centro británico más prometedor que existe y dado sus orígenes, la capacidad de lucha, su calidad en el remate y los obstáculos que ha superado: el jugador con más proyección de la Premier de cara a 2015. 

Manuel Bravo Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s