Días que se van de las manos…

Publicado: 30 septiembre, 2013 en Uncategorized

Llega Octubre de repente, como si fuera un traspiés del verano. Y de su mano Noviembre. Sin duda, los dos mejores meses del año. Los fuegos fatuos del estío quedan disueltos al calor de una buena ginebra en el bar menos recomendable de la ciudad que ames. Una ciudad que, por las mañanas, amontona hormigas sobre sus calles en busca de la misma rutina día tras día al tiempo que las cigarras sellan el paro en el INEM y buscan nuevas aventuras que contar cuando no tengan otra cosa más que sus propias historias para llevarse a la boca.

otono_en_madrid-1280x800
Octubre y Noviembre siguen siendo meses de esperanza, ya que aún sigue oliendo a pólvora por un pistoletazo de salida que, según la parte del mundo, cada vez suena menos por cansado y viejo pero que, a pesar de todo, continúa en posición de avance.

Los ruidosos anhelos se mezclan con los prudentes silencios, de la misma manera que el deseo se camufla con bufandas y abrigos. Los cuerpos dejan lo mejor de si al buen recaudo de la intimidad y el secreto. Cobijados en habitaciones mudas, o en hoteles de paso, se muestran sólo para quién lo merece o finge merecerlo. Y de fondo, como siempre que se enciende el Otoño, suena Quique González con este tema que habla de días que se van de las manos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s