MARKETING EN CASCAIS

Publicado: 13 febrero, 2013 en Uncategorized

“¿Cómo se puede promover la revolución desde un hotel de 5 estrellas en Cascais, llegando en coches de lujo?” Y ya está: Twitter, Facebook y Youtube hacen lo demás. Enhorabuena, una nueva mesías, una nueva Rock&Roll star.

La dinámica tecnológica que cobija nuestra vida nos hace cada día más estúpidos. Cualquier anécdota, si hace ruido, adquiere la categoría de axioma, dogma, verdad universal, aunque sólo sea por horas, días o semanas. Aunque se desinfle como un mal globo, como tantas y tantas burbujas que nos han explotado en la cara y que han hecho implosionar los días que nos han tocado en suerte.

El problema es que a la hora de analizar un hecho, hemos olvidado dos factores que resultan indispensables: ANTECEDENTE Y CONTEXTO. La base estructural y fundamental ya sea para analizar la Historia o cualquiera suceso acaecido.

El problema es que en esta sociedad de los caracteres reducidos, en esta sociedad donde la brevedad no es un mérito, si no un requisito, y dónde todo está destinado al volcado social a través de Internet, los juicios con ANTEDECENTE Y CONTEXTO han sido desterrados por comodidad pero, también, por habilidad, ya que la única manera de No saber QUÉ pasa realmente es recibir el hecho sin más explicación del pasado o el presente, sin más consecuencias, sin más análisis de CUÁLES son los objetivos por lo que sea hace algo o se dice lo que sea. En resumidas cuentas: INFORMACIÓN SESGADA, INFORMACIÓN BASURA. Y así nos comemos cualquier cosa que nos echen a través de los medios de comunicación o a través de las redes sociales, el nuevo poder emergente, el nuevo rey del mambo.

Si estableciéramos un paralelismo culinario, sería parecido al caso de esa comida adulterada con carne de caballo e ingredientes podridos. “¿Qué quieres, si cuesta 1,29, que encima esté hecha con cosas sanas?” me decía un amigo hace poco mientras hablábamos del tema.

El discurso de Cascais, arquetípico, propio de una cafetería de universidad cuando tienes 18 años y cuatro cervezas en el estómago, no pasaría de ser un tiro al aire si la señorita que lo pronunció no tuviera ya 29 años y fuera secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialista, o lo que es lo mismo: política.106770-923-527

Si, porque en los días del hambre, en los días de la necesidad, del futuro tiznado y de las expectativas temblorosas, que venga una chavala que ha ido de cargo político en cargo político y cuya experiencia laboral se circunscribe a ese ámbito, quizás no sea ni creíble ni admirable, quizás sea más propio del sector de la frivolidad. Actividad en alza con alto índice de contagio. La misma que practican tantos y tantos de esos superiores a los que Beatriz Talegón trató de criticar, superiores de los que, le guste o no, comparte muchos códigos del mismo AND.

El valor del discurso-realmente no merecía la que se ha montado ni por oratoria ni por contenido-radica en que eso lo dijo delante de los jefes, que “agitó sus conciencias”, que “puso las vergüenzas de sus propios dirigentes patas arriba…” Pero no lo hizo en una reunión a puerta cerrada o en el despacho de Rubalcaba, por ejemplo. No lo hizo cuando Zapatero gobernaba-y ya era todo tan calamitoso como ahora-. Lo ha hecho delante de altavoces, cámaras de televisión y micrófonos, así el efecto se amplifica y el mensaje cambia, el mensaje que llega es:”No valéis un duro… Pero aquí hay gente que sí.” Y entonces da la imagen de que en un partido que-recordemos, contexto-está totalmente desahuciado por las encuestas, sin embargo, tiene savia nueva dentro como para volver a resurgir. “Savia nueva-vieja”, ya que resulta más de lo mismo: políticos que sólo han ejercido de políticos a lo largo de su vida laboral… BLA, BLA, BLA… Porque por muchos 29 años que tengas y aunque seas joven, nunca podrás entender las cosas que no has vivido, los lugares donde no has estado, aunque el estado de “juventud” lleve implícito una cercanía falsa y ficticia, fatua como la solidaridad publicitada. Una cercanía al “mundo real” a “la gente” que no se adquiere en despachos si sólo has estado en despachos. Se adquiere en “esa puñetera calle” que no has pisado: la calle del frío, de la madrugada, de los restaurantes de comida rápida donde miles de jóvenes formados y con experiencia se buscan el pan cada día.

Por eso es tan importante tener en cuenta los antecedentes de unos hechos, de un mensaje. Y tener aún más presente el contexto en el que esos hechos o ese mensaje se producen. Porque estoy seguro de que esa alocución no hubiera existido si el partido en el poder fuera el PSOE. Y no porque el PSOE sea más abyecto que los otros, o los otros más abyectos que el PSOE, simplemente porque se comportan en base a los mismos patrones: el poder silencia la crítica y la divergencia interna. Los estómagos sólo suenan cuando tienen hambre. Ya que si fuera de otra manera, durante los últimos cuatro años del Gobierno Zapatero existía una realidad tan nefasta como la que tenemos hoy en día y no escuché a ninguna Beatriz Talegón diciendo “esta boquita es mía.”

La oposición fomenta la discrepancia no como fin si no como medio para volver al poder y a su silencio implícito y conveniente. Al igual que el ahogado da las últimas patadas antes de hundirse en el océano: no hay nada que perder, tan sólo es una reacción desesperada por mostrar vida. El problema es que el ahogado lo hace por instinto de supervivencia y esta rutilante puesta en escena de Cascais está totalmente medida, el único instinto que vale en este caso particular es la supervivencia… pegadita al poder.

Y así, gira y gira la rueda, en este ambiente de Depresión circundado por tanta oquedad y tanta operación de marketing político. Jornadas sumidas en profunda catalepsia, con unas cifras de población activa como para desintegrar un país. Con casi 900.000 parados más que hace un año cuando entró en vigor la última reforma laboral. Con jóvenes trabajando de lo que sea, lejos, a miles de kilómetros de sus hogares y de sus afectos. Con padres agotados y asfixiados. Con botellas de leche que, en muchos casos, se están convirtiendo en bienes de lujo. Con la incertidumbre como marcador en rojo de cada día del calendario.bt(1)

Por eso, el marketing en Cascais, el marketing de las cortinas de humo, el marketing de todo lo que adultera la verdad, y la convierte en un sucedáneo, se lo pueden guardar en el cuarto de los trastos viejos, caducos y trasnochados. Ya no hay quién se lo trague. Están rotas las alforjas para ese viaje. El excedente de paciencia se amontona en las casas, los colegios, los hospitales… Sin más espacio ni ganas de encontrarlo.

No hay quién crea a gente que habla de sacrificios y de la calle cuando su experiencia laboral se reduce a Política. Reivindicaciones de pastel. Discursos pactados que suenan a ¿RE-evolución? pero tan sólo son una medida campaña trazada a base de escuadra y cartabón.

Remover conciencias no se logra con un tweet. La catarsis no se cimienta en palabras, si no en acciones. Como escribió Sándor Márai:”La realidad no es lo mismo que la verdad. La realidad son sólo detalles.” Por muy bonito que sea el envoltorio, unos y otros, a través de sus gerifaltes o de sus bases, que no nos sigan tomando por gilipollas, ya no cuela, ni eso ni casi nada.

Manuel Bravo Pérez, periodista. 

Anuncios
comentarios
  1. Cigalazade dice:

    A favor en la critica a la mozuela, que es una cínica más. En contra del (ausente) enfoque político del autor, que no toca ni de refilón las raíces del problema. No habla ni de la Banca, ni de las diferencias salariales y de oportunidades, ni de las plutocracias y/o multinacionales, ni de la matriz de la corrupción, que son los que pagan antes que los que reciben, ni de los flujos de emigración-inmigración, ni de libertad de discurso, ni de na. ¿Qué propone, Upyd?

    • No propongo Upyd. No me gustan las siglas ni las ideologías, estancan a las personas, no les permite avanzar. Personalmente, me quedo con la ideas. Es cierto que falta todo eso que dices, quizás pase demasiado por encima, pero no era el objeto de mi comentario, más bien se centraba en una reflexión sobre el modelo de comunicación de hoy en día, en base a un hecho político que ha tenido más peso en cuanto a “lo noticioso” que en cuanto al verdadero calado político que tiene. Todo eso que dices se debe poner, pero no en este artículo, porque es un artículo sobre comunicación aunque es cierto que la percha es política. Comunicación de partidos (siglas) y el uso de los actuales canales de transmisión. No obstante, gracias por el apunte y por leerlo, sólo compartiendo opiniones se puede mejorar, sólo así crecen las ideas, los planteamientos y las exposiciones. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s