La desdicha de Poe, según Radio Futura

Publicado: 12 enero, 2011 en Uncategorized
El verano ha muerto. Los días al sol bajan el telón. Las calles huelen a frío; piel de escarcha; y cubren, con la pátina de las aguas impacientes, de inestabilidades las gargantas. Los primeros abrigos, las camisas sin cortedad en las mangas, los zapatos sombríos. El otoño, mano febril que precede al invierno, es el mes romántico por antonomasia. Otoño sin hojas prendidas de la vida. Otoño, sinfonía del adiós y la bienvenida, y Annabel Lee como nombre propicio del mes de la caída.

Si este mes fuera una mujer se llamaría Annabel Lee. Y viviría junto a un mar arcano como así lo hacía la musa de Edgar Allan Poe. El cuentista del averno, el vividor incansable e insano. El componente secreto de Radio Futura.

Allan Poe fue el gran maestro del relato de terror. Para la trascendencia de su obra, el mejor personaje de Poe fue el propio Poe: alcohólico, depresivo, genial; se casó con su prima de 13 años de edad. Cuando ésta murió, víctima de la tuberculosis, el poeta americano divagó por los zigzagueantes callejones del opio y el alcohol.

Sembró y recogió gloria en vida. Sembró y recogió exceso y muerte en las calles de Baltimore. Con este tema, Radio Futura hizo del malditismo una cuestión inmortal.

El ritmo lírico de Poe adquirió dimensión de canción un siglo y medio después de su muerte y así nació este tema mítico de una banda mítica, una de sus canciones más recordadas, cantadas y reconocidas. El universo de Radio Futura tiene mucho de romántico, onírico… casi virtual. Como en el estrato vital de Edgar Allan Poe, todo puede pasar en las canciones del grupo español. Tan pronto puede haber un corazón de tiza pintado en la pared como un “Jardín Botánico” en el que dejar la piel y mimetizarse con el ambiente metálico de un clima ingrávido. Por eso, no es de extrañar que los hermanos Auserón se inspiraran en Edgar Allan Poe, el poeta romántico cuyo primer amor tenía 30 años y era la madre de su compañero de clase. Platónico Poe, ya que nunca tocó a esa mujer y ella murió después de un año.

Bajo la inspiración que sangraba el autor de El Cuervo en cada tumbo por las fronteras de este mundo y el otro, nació el poema “Annabel Lee”. Mujer de escasa vida e interminable muerte. Alter ego de Virgina Clemm. Su prima querida de 13 años con la que se casó y a la que penó por su pronta expiación. La tuberculosis se la llevó tan sólo 7 años después de haberse casado con el poeta. Quizás por eso, Edgar creó el universo onírico en el que contextualizó el poema de “Annabel Lee”, para situar a su amada en un lugar donde ni siquiera la muerte pudiera tocarla. De ahí que los hermanos Auserón cogieran esta celebérrima composición del escritor para convertirla en canción. Inmortal y rítmica. De esta manera, el rock callejero y popular de Radio Futura trufó su esencia de patetismo romántico. Y del romanticismo a la modernidad que en 1986 suponían tales reminiscencias en el panorama musical español. Parece que el viaje a Nueva York que la formación hizo ese mismo año fue elemental para referirse a Poe. De hecho, de aquellos días surgió, como relámpago de súbita inspiración, La canción de Juan Perro, considerado hasta ahora como el mejor disco del grupo. Un disco que alberga la belleza inmortal de la canción “Annabel Lee” y cuya letra tradujo personalmente el propio Santiago Auserón.

(Publicado en la REVISTA ACORDES el 01-10-2008)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s